Ir a la página de inicio Visualizar mapa de cruceiros Cruceiros de A Coruña Cruceiros de Lugo Cruceiros de Ourense Cruceiros de Pontevedra

        Provincia: Lugo

        Ayuntamiento: Monforte de Lemos   

        Campo San Antonio

        Coordenadas (WGS84):
        42°31'21.7"N 7°30'58.7"O  (42.5226852,-7.5163081)

Haz clic si quieres ver la zona en google-maps
También puedes ver el mapa más abajo
Cruceiro del tipo "Crucifijo" (con la imagen de Cristo en el anverso de la Cruz)Datado en...


Cruceiros en Monforte de Lemos
Cruceiros en Monforte de Lemos
Foto: Antonio Cortiñas

Cruceiros en Monforte de Lemos Cruceiros en Monforte de Lemos Cruceiros en Monforte de Lemos
Cruceiros en Monforte de Lemos
Fotos y datos: Felipe Aira
La plataforma y fuste del actual cruceiro son, posiblemente, posteriores al resto del cruceiro (del S. XVI)
El cruceiro se ubicaba, inicialmente, en la llamada calle del Crucero de San Antonio (que comunica el puente medieval con el campo de San Antonio) actualmente conocida como calle de Antonio Méndez Casal




Reproducimos, a continuación, el artículo que nos envía Felipe Aira con noticias sobre el cruceiro de San Antonio y sobre Monforte de Lemos. Y quedamos muy agradecidos por esta excelente aportación.

ALGUNAS NOTICIAS SOBRE EL CRUCERO DE SAN ANTONIO. SIGLO XVI.

Por Felipe Aira Pardo

El Crucero de San Antonio de Monforte de Lemos

El crucero de San Antonio que hoy preside el campo de San Antonio, tiene su origen en dicho siglo XVI, teniendo noticias de su existencia, documentalmente escribiendo, a partir de la segunda parte del siglo XVI. En el año 1503, se inicia la construcción de este edificio franciscano por el II Conde de Lemos, hereditario y perpetuo, D. Rodrigo Enríquez de Castro y Osorio, y siguen con las obras del mismo, varios condes sucesivos, como su hija Beatriz de Castro Osorio, III Condesa de Lemos, incluso aportó una cantidad importante de dinero para su fábrica el Cardenal D. Rodrigo de Castro Osorio, hijo de la referido Doña Beatriz.

El convento franciscano de San Antonio fue panteón de los condes de Lemos, desde comienzos del siglo XVI. Allí se entierra D. Rodrigo Enríquez de Castro y Osorio y su mujer, y sucesivos miembros de la familia de los Condes de Lemos, hasta que se construye en el siglo XVII el monasterio de las M.M. Clarisas, inaugurado en 1646. Obra financiada por los VII condes de Lemos, y que a partir de entonces, salvo casos concretos que, por voluntad propia de los condes u otros motivos específicos sería el lugar de enterramiento de los miembros de la casa Condal de Lemos.

El convento de San Antonio sufrió la invasión de las tropas napoleónicas, que mataron a varios monjes franciscanos y destruyeron gran parte del edificio, además de robar piezas de estimado valor y destrozar otras de inigualable importancia artísticas e histórica para Monforte de Lemos. La desamortización de Mendizábal, le dio la “puntilla” definitiva para que los monjes abandonaran forzosamente el edificio, y ello fuera el punto y final para el mismo. Una malísima gestión, negligente y penosa por parte de los responsables del edificio, hizo que este ya en ruinas, en lugar de reconstruirlo, acabaran por determinar el demolerlo y vender lo que de valor tuviera, por ejemplo, piedra, madera, vigas, etc.

Se conservan vestigios del mismo en muchos lugares de Monforte de Lemos, en el centro urbano y en el rural, y también fuera del municipio. Unos están localizados como el bajorrelieve que se puede ver en la capilla particular de San Pedro, en la calle monfortina denominada actualmente, Doctor Casares. El altar de la iglesia parroquial de Piñeira, en Monforte de Lemos, la imagen de San Antonio en la iglesia parroquial de Santa María de A Régoa, también en la localidad etc, Asimismo, columnas de piedra en edificios particulares…

El crucero que preside el Campo de San Antonio, es el recuerdo más palpable que se puede apreciar en el lugar donde en otra época se levantaba el edificio religioso. Hoy constituye el símbolo del barrio del mismo nombre. En otro artículo daremos información general sobre el desaparecido convento franciscano de San Antonio, de Monforte de Lemos, y de la negligencia, irresponsabilidad y calamidad, que tuvieron los responsables, a la hora de preservar el edificio, y como determinaron el demolerlo.

Indicar que, en siglos pasados, el crucero estaba en la calle que comunica el puente medieval, reconstruido en buena parte en el siglo XVI, conocido popularmente como puente viejo o de piedra, y el campo de San Antonio, calle que por ello, se conoció desde el siglo XVI, y así se ve en multitud de ocasiones en la documentación consultada, hasta el año 1937, como calle del Crucero de San Antonio. En la segunda parte del siglo XIX, el crucero fue cambiado de lugar y pasó a diversos puntos diferentes, pero siempre dentro del denominado Campo de San Antonio. En este bello paraje monfortino, se puede ver el edificio levantado en la década de los años veinte del siglo XX, para colegio, y transformado e inaugurado como Casa Consistorial en el año 2001.

En cuanto a las noticias sobre la existencia del crucero de San Antonio, vamos a dar unos cuantos ejemplos.

En varios documentos se hace referencia al crucero de San Antonio existente en el siglo XVI.

Aclarar que los datos que vamos a dar ahora sobre el crucero de San Antonio y sobre D. Antonio Méndez Casal, son extraídos de mi trabajo de investigación histórica: “Las calles y plazas de Monforte de Lemos, historia de sus nombres y oficios, siglo IX al XXI”, y proceden de diferentes archivos públicos y privados, así como, de colecciones particulares,


En el Libro de Registro de Escrituras de ambos archivos por el P.P. Fray Mancio de Torres. Inventario de escrituras del archivo de Sancto Vicente de Monforte de Lemos, hizose el año de 1613”. Colección particular de la familia López Baamonde. –Monforte de Lemos- Tenemos copia del original.

Y en el:

Inventario de los títulos y papeles de pertenencias del Monasterio de S. Vizente del Pino de la villa de Monforte de Lemos y su Priorato de San Martín de Doade, que tubo principio en el dia dos del mes de Abril año de mil ochocientos veynte y uno asistiendo a este Inventario el R.P. Abad Fray Gabriel Rubio, prelado que fue de dho monasterio, Don Antonio Alexandro Arias Alqe Constitucional de este Pueblo, Dn Fran(cis)co Ignacio de Sarriegui Comisionado del S(eñ)or Intendente, y el Lizdo D. Pedro Fran(cis)co Rodríguez que lo es del Credito publico, determinaron proceder al inventario señalado con el numero 1º de los titulos de pertenencias, de Foros, Fincas, Censos, Diezmos prestaciones, y de todo lo mas que sea correspondiente a este Inventario y es como sigue= ”

Se da noticia de:

        “Un fuero de guerra que compusieron el vicario y su compañero de las Madres que está entre las casas de don Francisco de Quiroga Señor de Tor y la del Tintorero hacia el Crucero de San Antonio. Paso ante Antonio González Escrivano, en el año 1592.”


Los enfrentamientos entre los franciscanos y, especialmente, los benedictinos, en el Crucero o Humilladero de San Antonio, aparecen reflejados en documentos de los siglos XVI, XVII y XVIII.

Por ejemplo:

En el archivo parroquial de Santa María de A Régoa, en el libro I de Bautismos, Matrimonios y Difuntos, folios 155 vlto y 156, fecha 28 de diciembre de 1627, con motivo del entierro de Catalina de Bustamante, dama de la VII Condesa de Lemos, se indica en el asiento de difuntos los problemas entre los miembros de ambas órdenes al llegar al humilladero de S. Antonio, donde tenían de costumbre la comitiva entregar el féretro a los franciscanos.

En el referido archivo y libro, en las páginas 177 vlto y 178, de, se puede leer:

Advierto a los que leyese esto que los padres franciscanos llevaron a este difunto como si fuese un lechon en sus andas sin cantarle un responso con tener obligación quando se entierra qualquiera difunto junto en su casa y monasterio y esto es de tiempo inmemorial a esta parte y el cura hora sea de S. Vicente hora sea de la Regoa que preside alli con cruz a colitos y capa no tiene ninguna de su oración que los frayles con zanpara esto el responso y otro en el humilladero donde se les entrega que le vuelve la cruz y el a casa acompañándole siempre el cura que va de aca a Regua, dice la oración como es uso esto an dexado de azer los dhos frayles después que esta casa la ha pedido y que esto pleyto a la quarta funeral el caso primero sucedido que desde que enterraron a doña Catalina de Bustamante dueña dama de la Condesa dña Catalina de la Cerda y con este hombre Santiago Alonso y otro zapatero feligres de la Regua que en el monasterio de San Antonio de esta villa de Monforte mandaron enterrar(...)”

Al escribir humilladero se refieren al crucero de San Antonio.

En una ocasión, al menos, llegaron a romper en el forcejeo la cruz procesional de los franciscanos.

Este problema se vino alargando durante largo tiempo, ya que, por ejemplo:

Archivo Parroquial de Santa María de A Regoa, Libro III de Difuntos, (septiembre de 1705 a mayo de 1810).

Folio 15. Febrero de 1708.

            "(...) en diez y ocho de dicho mes y año, murió José López Corujo, mandose enterrarse en Convento de S. Francisco(...) y llegando con el junto al crucero de san antonio, de esta dicha villa, salieron al mismo los religiosos franciscanos, a querer presidir desde allí, con su cruz enarbolada preste diácono y subdiácono, y aunque se le tomó las protestas necesarias, se retirasen con ella a la parte a donde acostumbraban tenerla, no lo quisieron hacer, en cuya atención se trajo el cadáver en la parroquia de Nuestra Señora de la Regoa".


Inventario de los títulos y papeles de pertenencias del Monasterio de S. Vizente del Pino de la villa de Monforte de Lemos y su Priorato de San Martín de Doade, que tubo principio en el dia dos del mes de Abril año de mil ochocientos veynte y uno asistiendo a este Inventario el R.P. Abad Fray Gabriel Rubio, prelado qe fue de dho monasterio, Don Antonio Alexandro Arias Alqe Constitucional de este Pueblo, Dn Fran(cis)co Ignacio de Sarriegui Comisionado del S(eñ)or Intendente, y el Lizdo D. Pedro Fran(cis)co Rodríguez que lo es del Credito publico, determinaron proceder al inventario señalado con el numero 1º de los titulos de pertenencias, de Foros, Fincas, Censos, Diezmos prestaciones, y de todo lo mas que sea correspondiente a este Ynventario y es como sigue=

Armario 1º Cajo 3

Legajo 81 numero 278

Otro foro por duplicado hecho por el Monasterio de una heredad sita en el Agro de San Antonio plantada de viña, y de un tarreo de heredad pegada a ella, cuyas partidas de bienes se cedieron al monasterio por la testamentaria del Convento de las Monjas Descalzas de esta villa, por no haberse comprendido ni ocupado la fábrica del Convento, y su clausura, con mas el sitio y tarreo que ocupaba toda la Casa de habitación del sobredicho Don Eufrasio, con sus altos y bajos, tienda, caballeriza y Bodega hacia el crucero de San Antonio, con la carga y pensión de una carga, digo tega de centeno, por la dicha viña y tarreo de heredad y por los dos sitios de casa ferrado y medio de centeno, ante Manuel Jacinto Casanova año de mil setecientos cincuenta y nueve.”


Desde el siglo XVI, y hasta finales del siglo XIX, dio nombre a la calle que actualmente se denomina Antonio Méndez Casal. Incluso se le llegó a denominar de manera oficial como Crucero de San Francisco, por haber estado el convento de los franciscanos, aunque como hemos dicho era Crucero de San Antonio desde el siglo XVI, cuando se levanta el edificio religioso referido.


Archivo Histórico Municipal de Monforte de Lemos, libro de acuerdos plenarios de fecha, 20 de abril de 1887, se reafirma el nombre de Crucero de San Francisco.

Archivo Histórico Municipal de Monforte de Lemos, libro de acuerdos plenarios, sesión extraordinaria de fecha 10 de junio de 1910, folio 21:

            "(...) La Corporación después de consignar haber visto con satisfacción las gestiones realizadas por la Comisión acordó que se inserten literalmente en el acta de esta sesión y a petición de los Sres. Pérez, que se haga constar un voto de gracia y un recuerdo al Sr. Mendez Casal por haber dado a conocer el valor y méritos artísticos e importancia del aludido cuadro(...)"

D. Antonio Méndez Casal, nació en una casa de la calle que hoy rotula con su nombre, antaño, Crucero de San Antonio.

Vamos a indicar lo que de él se dice en un documento que se guarda en el archivo histórico municipal de Monforte de Lemos, y en otro artículo nos centraremos más en su figura.


CARPETA 74. Año 1940. Homenaje a ANTONIO MÉNDEZ CASAL.

            "Sres. Alcalde y Concejales del Excmo. Ayuntamiento de Monforte de Lemos.

No van transcurridos muchos días desde que gran número de los gallegos residentes en Madrid, y desde luego todos los monfortinos que habitamos en la Capital de España, acompañábamos con dolor, hasta su última morada, al que fue nuestro ilustre coterráneo D. Antonio Méndez Casal, arrebatado a la vida cuando tan plenos y sazonados frutos cabía esperar de su talento singular, de su actividad incansable y de aquella cultura suya, tan amplia que abarcaba desde los albores del conocimiento (...)

Esbozar un pérfil de tan preclaro monfortino, resultaría ocioso ante esa Corporación Municipal, debidamente conocedora de sus méritos insignes y de su descollante personalidad (...)

A Monforte, pueblo culto, pueblo de tradicional hidalguía, que a través de los tiempos se fue forjando un temperamento lleno de exquisiteces, le cupo la honra de ver nacer a Méndez Casal. Y él, antes que nada y por encima de todo, fue un buen monfortino. Su casa, sede del arte, estuvo abierta siempre, de par en par, a sus paisanos (...)

Monforte gozó directamente los frutos de sus estudios y conocimientos. Descubrió el famoso cuadro flamenco que hizo sonar el nombre de nuestro pueblo en todo el mundo civilizado y que permitió con el producto de su venta, restaurar la joya arquitectónica gallega más preciada del arte herreriano, a la que en el Glorioso Movimiento Nacional estuvo reservada una relevante función en favor del combatiente herido (...)

Está reciente la recepción de Méndez Casal en la Real Academia de Bellas Artes, y su discurso de ingreso versó sobre la austera y procer figura de aquel varón monfortino de la España imperial que se llamó Rodrigo de Castro(...)

Por todo esto, y por más motivos que harían interminables este escrito, Monforte lloró, tenemos la seguridad de que lloró, individual y colectivamente como nadie, la pérdida del paisano, del amigo de todos (...)

(...) Hay que hacer algo para honrar su memoria (...) y en este sentido dirigimos a esa Corporación Municipal en ruego de que, dando a una calle de la ciudad el nombre de Méndez Casal, celebrando los actos oficiales del acontecimiento requiera y colocando una lápida conmemorativa en la casa de su nacimiento, sepamos todos demostrar que, admiradores de su obra (...) le tributamos, después de su muerte, el justo homenaje que merece. Madrid, 5 de Febrero de 1940".


Archivo Histórico Municipal de Monforte de Lemos, libro de acuerdos plenarios de fecha 19 de agosto de 1937, folio 56 vlto, se acordaba, oficialmente, que la calle se titulara, Antonio Méndez

            "Seguidamente y a propuesta del Sr. Presidente y al objeto de perpetuar la memoria y constante recuerdo de uno de los hijos más ilustres de esta ciudad, D. Antonio Méndez Casal, se acuerda dar su nombre a la calle donde tuvo lugar su nacimiento denominada Crucero de San Antonio, y que en lo sucesivo se llame Calle de Antonio Méndez Casal".

El escrito de fecha 5 de febrero de 1940, que a todas luces parece indicar que D. Antonio Méndez Casal no tenía todavía una calle en Monforte de Lemos, no se corresponde con la realidad, ya que, como vemos en el acuerdo plenario de fecha 19 de agosto de 1937, se acordaba darle su nombre a la vía pública en la que había nacido. Pasaba en bastantes ocasiones que, una vez el acuerdo era oficial, la tendencia de la gente era seguir llamando a la calle por el nombre secular como pensamos pudo ocurrir en este caso que tratamos, al punto de que, incluso no se llegaba a aplicar en la práctica, en muchas ocasiones, el nuevo nombre ni en documentos oficiales. Sin duda, ese fue el motivo de ello. De hecho, hasta hace unos años, la mayoría de los vecinos seguían denominando popularmente a la calle por su nombre original, aunque esto se fue perdiendo al punto de que hoy, prácticamente, nadie la conoce como tal.

Nuestro estimado amigo D. Luís López Pombo, historiador e investigador, en su libro "MUNICIPIO DE OUROL, un recorrido por sus parroquias", escribe en las pags 113 y 114:

"(...) Retornando un poco a la historia de "os cruceiros", tenemos que señalar que la cruz fue usada mucho antes, al comienzo y evolución de la religión católica, y es más, hay renombrados autores que relacionan con el elemento cruz a ciertas formas de petroglifos existentes en nuestra comunidad, otros sostienen que dichas formas eran señales o "mojones" que demarcaban espacios geográficos entre tribus distintas; el mismo Castelao decía que la cruz provenía de tiempos prehistóricos, y su utilización era sumamente variada sobre todo como emblema mítico, el cual se haya expandido por todas partes del mundo, sea cual sea la cultura o religión, por lo que no se puede considerar como cosa privada del cristianismo (...) era una costumbre que llegó a ser casi un uso que sobre los miliarios romanos se colocase una cruz, formando un conjunto de base (miliario) y cruz, siendo sin quererlo un rudo y primitivo crucero, cuya evolución todavía está por demostrar, creyendo el insigne galleguista Alfonso Rodríguez Castelao, que los cruceros tienen su origen en las cruces de término del Levante Peninsular, concediendo un papel fundamental a las predicaciones del valenciano S. Vicente Ferrer, que vino a sermonear a Galicia en el siglo XV, y también en Bretaña. No obstante, las fuentes documentales acerca de estos conjuntos arquitectónicos son escasas, sobre todo con anterioridad al siglo XIV(...)

Las órdenes mendicantes se extienden a partir del siglo XIII y a ellas va ligada la expansión de los Cruceros en Galicia; que de todas formas no es hasta bien entrado el siglo XVI, cuando empiezan a ser levantados con cierta regularidad, pues con anterioridad, lo eran de una forma bastante aislada y esporádica (...) La exaltación del purgatorio y la validez de las indulgencias como instrumento de remisión de las penas purificadoras allí sufridas; estas ideas explican la conversión del Crucero en un objeto de culto popular, que van acompañado por indulgencias, lo que favoreció de un modo un tanto decisivo la construcción(...)” *

(*). “Cruces y Cruceiros del Municipio de Begonte". Manuel Rodríguez Sánchez y José Manuel Blanco Prado




La Voz de Galicia: El cruceiro de la plaza de San Antonio, entre los más singulares de Galicia

Comment Form is loading comments...